sábado, febrero 11, 2006

Los Misterios de Alarico (I)

Vivo en una caverna. Sólo. En la montaña. Nadie sabe que estoy aquí, salvo este pesado de Nuberu. Me ha pedido que cuente las razones de mi aislamiento.Y es que me vine a recluir por un fatídico accidente. No huyo de la Justicia. Es más , no creo en la Justicia, porque no es justo que yo esté aquí... Y mucho menos, por amor... Bueno, no se si es amor, seguramente sería un calentón adolescente que, maldita se la gracia, tuvo que tocarme a mí. Y nunca mejor dicho: tocarme...

La cosa empezó en mis primeros escarceos con el sexo femenino, según el psicoanalista. Y aunque el dinero de psicoanalista solamente me sirvió para ubicarme en mi etapa anal y saber que no comprendía a las mujeres ni ellas a mí, y que todo comenzó cuando comenzaba a alimentarme del pecho de mi nodriza (mi madre no tenía leche para mí...), y queculpaba de mis males a la pobre señora, cuando queda claro que la culpa no fue de Ella. por divergencias bastante serias con el Psicoanalista, nos despedimos con un "¡hasta el próximo día, el martes!" que resultó ser eterno.

Todo me paso por conocer a las gemelas Noah y Aroah. Si, mis vecinas eran gemelas, y siempre me parecieron realmente estupidas, hasta que a los doce años, el estúpido fui yo al no saber qué responder cuando me invitaron a investigar sobre la profesión médica y a investigar sobre las diferencias de los sexos. Pues desde aquella tarde (que lamentablemente, no recuerdo), me enamoré. No, más bien, me apasioné por Noah y por Aroah... Eran iguales, y no sabía quién era quién, así que a los quince años comencé a pensar como declararme a las dos por separado.

Realmente, mi primer intento supuso ser el hazmerreír de todo mi bloque, ya que se lo pedí primero a Noah creyendo que era Aroah, y cuando me sacó de mi error, intenté arreglarlo indicándole que mi amor puro era dirigido a las dos por igual, a lo que, incomprensiblemente, respondió a mi sinceridad con un tortazo ruidoso que hizo volver la cabeza a la vecina del tercero (cotilla donde las haya) y a su hijo (que empezó a crearme una reputación digna de payaso más cómico de todos los tiempos). Es conveniente decir que lo consiguió, pues mi sola presencia despertaba murmullos y sonrisas allá donde iba...Hoy trabaja en publicidad.

Pues mi desesperación fue tal que me olvide de mi amor, y entonces sólo pensé en saber distinguirlas, ya que nunca me quedé satisfecho con el hecho que fuera Noah quien me diera el sopapo. Y de tanta observación cuando llegaba, con el paso del tiempo (exactamente cuatro años) llegué a la conclusión (temida por mí) que para mi desarrollo personal era necesario el salir con ellas. Tener una Cita. Pero no es bueno tener obsesiones, no. Sólo traen problemas cuando no lo consigues. Pero, a veces, cuando lo consigues, más.

Tras el alquiler de una moto a mi amigo JoseAn por el módico precio de mi colección de los Rolling, me prestó una vespa que atrajo a mis dos beldades por igual. Obviamente, al poco tiempo, porque me quedé sin la moto, ya que Noah, o Aroah, (nunca se supo), la estamparon contra el escaparate de un vendedor de lencería femenina (incluyo este detalle por lo mórbido que me parece ahora), pero fue muy duro para morbideces tener que responder a JoseAn (¿no he comentado antes que su deporte favorito era el Karate?) primero, y después a mi Padre (¿no he comentado antes que no tenía deporte favorito, pero que sabía las mil y una formas de humillar en público y en privado a su hijo, porque siempre había querido una niña?).

Superado el momento, debí enternecer el corazón de Aroah (¿o era el de Noah?) con tanta suerte que salimos al cine juntos. La película fue "Barry Lindon" de Kubrick y descubrí dos cosas: que a Aroah (o Noah) no le gustaba Kubrik (o Barry Lindon, lo cual no es extraño) y que cuando se apoyaba en su lado derecho para dormir roncaba como si nunca lo hubiera hecho, con un ansia y una potencia, que me vi obligado a pedir disculpas en público. Y al público también.

Cuando llegamos a nuestra casa, su hermana (que no había visto con buenos ojos nuestra cita), le había preparado una pequeña sorpresa con un cable, un enchufe y el pomo de la puerta. Así que, cuando Aroah (o Noah) se vio obligada a darme un beso de despedida, tuve tan mala suerte que puso la mano en el pomo para salir huyendo y los 220 V. pasaron por su cuerpo hacia mi cuerpo, con tal mala suerte que no nos pudimos despegar hasta tres minutos después, y porque caí al suelo rompiendo el contacto (debo reconocer que al principio, pensé que había merecido la pena, porque el beso tenía una fuerza que no conocía).

Lamentablemente, cuando desperté tres días después en el Hospital, me di cuenta que seguía completando mi evolución, ya que no me quedaba ni un pelo de tonto. Lamentablemente, tampoco de listo. Esto fue muy hilarante a mi regreso al barrio, como podrán imaginarse.

Fin del Primer Misterio. Y estas son las preguntas: ¿Cómo pude, a partir del momento en que desperté, sentir en mis propias carnes todos los sentimientos que las personas que habían a mi alrededor tenían? ¿Cómo pude vivir? ¿Qué fue de las gemelas?

Nuberu comenta que habrá más misterios , en “Los Misterios de Alárico”.
|

domingo, febrero 05, 2006

¡No dejes que te quiten nada!

El Viaje de Chihiro

"Yo contratado por un músico en paro
Yo convencido de que tengo razón
Ultimamente me siento inteligente
Ultimamente no tengo corazón
Como una escena del viaje de chihiro
Con el sincara y dentro de un vagón
guarda tu nombre ahora, ¡no dejes que te quiten nada!

Yo recorriendo mis sitios con la escoba
Yo reprimiendo las ganas de llorar
si inteligente consiste en dependiente
si deprimente significa normal
Yo regalaba mis fines de semana
Yo me gastaba todo en sonreir
Y aunque miraba mucho,
nunca llegue a entender las cosas

Yo resbalando por un acantilado
Yo vomitando en la puerta de un hotel
Yo abandonando la crema en un abrazo
Yo respirando el dia cada vez
que me tropiezo con algo inesperado
que me mareo sin saber que hacer
tú lo dijiste un dia: "te quiero, pero no sé bien por que..."

Yo respirando...
Como una escena del viaje de Chihiro
Con el sincara dentro del vagón
Tu lo dijiste un dia:"te quiero, pero no sé bien por que...""

Ivan Ferreiro
Canciones para el tiempo y la distancia (2005)

|

jueves, febrero 02, 2006

Gargoliana sobre el valor del tiempo

- ¿Por qué nos estamos preocupando continuamente del mañana? ¿Por qué volvemos a ese ayer dulce? ¿Es que estamos huyendo del hoy?

- Es que el hoy nos da miedo. Es aspero, rápido, implacable, duro, cruel, maravilloso, terrible, angustioso, esperanzador, azul, negro y una gama de grises, es gamberoo y educado, es violento, es ya, sin segunda oportunidad, es humo de atasco, es comida de Menú del Día, es empujón del metro, es corbata o tacones de jerarquía, no importa el objetivo que no sea hoy, ni importa el tiempo que tardes, ni con quién o cómo lo consigas, lo que importa es que estés demostrando que estás ahí porque vales, seas hombre o mujer, y para que el gilipuertas de Pelaez no te clave la puñalada por la espalda, es reunión inacabable, es beso de buenos días y buenas noches, es cerrar la puerta cuendo entras en la casa, ya en silencio, es pelea continua, es una crisis, es una orden sin sentido, y otra crisis, con inseguridad, a la espera del reloj y su estupida manía de medir el tiempo, es el tiempo que no tienes para disfrutar de una sonrisa, el chiste malo, malísimo, y la risotada del batallón, es la puerta en las narices...

- Es hoy, y mañana no será hoy. ¿Quieres tirarlo?

- Quiero esperar al sábado.

- Y si no llega, ¿qué? ¿a quién pedirás cuenta por el tiempo perdido si no es a tí mismo? Las oportunidades surgen una vez, y siempre has querido besarla, pero nunca has tenido el valor necesario. Siempre esperabas tenerlo el sábado. ¿Y si el sábado no llega?

- ...

- Vivelo hoy.
|

lunes, enero 30, 2006

"Vincent" de Tim Burton (1982)

Muchas veces, sobran las palabras al no poder decir nada mejor.

"Vincent" es el primer cortometraje que dirigió Tim Burton en 1982. Está basado en un poema escrito por el propio Burton, que cuenta la historia de un personaje incomprendido y solitario, que vive una realidad diferente a la de los demás, argumento de muchas de las películas del director.
"Vincent" narra la historia de un niño de siete años que quiere parecerse a su idolo, Vincent Price, el actor y director de peliculas de terror. En la version original la voz en off es la del propio Price.


Es el comienzo del Post de Carlito Brigante, en el que figura el cortometraje en cuestión. Es un descubrimiento. Está en el Blog "El Amo del Perro", referencia del Cine en la Red.

http://elamodelperro.blogspot.com/2006/01/cortometraje-vincent.html

Espero que os guste. Muchas gracias, Carlito Brigante.

Buenos vientos tengais.
|

sábado, enero 28, 2006

Hielo.

He descubierto hielo.

Si, donde todos esperaban tener un calido rayo de sol y amabilidad, he encontrado un golpe de hielo. Todos lo esperaban, y lo temían, pero la risa y la absurda esperanza de su olvido les alejaba del terrible momento de mandarle a esparragar (acción de recoger espárragos), o de que fueran el objeto de sus risas y sus burlas en algún momento. Había miedo.

Y hoy sigue habiendo miedo. Casi me parecen más ridículos los temores y los que tiemblan que aquellos que los generan. Siguen riendo. Siguen conspirando. Siguen huyendo.

Sin embargo, al descubrir el hielo, y mostrar el hielo, todo se ha sosegado y ha traido consigo signos - según afirman - próximos al "wu wei" del taoismo y a la compasión de las enfermedades mentales.

Y yo, yo he estado patinando, y el no saber no me lo ha impedido. Ultimamente...
|

jueves, enero 26, 2006

En la punta de los dedos

Ha habido momentos en que he creido tocar con mis propias manos el Bien, en que he alargado mi mano y he visto lo que quería, al alcance de mi mano, y lo llegaba a tocar... Sin embargo, lo primero es saber que es lo que se quiere, si no, no puedes tocarlo (Gato de Cheshire, ¿dónde estás?)

Pero te encuentras con una realidad que te intenta atar y atar en las observaciones de otra gente, que por rangos y motivos de casualidad cósmica (por llamarlo de alguna manera), te guía hacia su campo de coles, donde es feliz o cree serlo. Y en ese momento, te sientes asaltado por ese impulso de ir a ese sitio tan tuyo, tan dentro, que puedas, simplemente, leer o dejar la mente en blanco, totalmente en blanco, para hacer lo que quieres.....

Y, al final, te ries y das dos pasos adelante. Es tan fácil, que suena a chiste.

Entonces, si eso es tan fácil,... ¿por qué he permitido mi caida? Sinceramente, me da igual, porque el paso ahora es firme, más firme, y la sonrisa es más larga y sincera... Y he tenido la sensación que alcanzaba el Bien, que alcanzaba mi Camino, con la punta de los dedos...
|

lunes, enero 23, 2006

Primer paso: afirmación de la existencia

Si, todo lo que empieza parece construido con pilares solidos, con espiritu firme... Pero, muchas veces, o algunas, los tropiezos son ineludibles. Después de todos los caminos recorridos, un pequeño aviso y te das cuenta que hace tiempo que no sigues ninguno, que los caminos han desparecido, y eres más un vagón de cola de tren que tú mismo.

Esto paso dos semanas después de mi último post. Ahora, creo que vuelvo. Siento que he de escribir, y que me apecete. Porque hoy es el día y el momento, y el pasado y el futuro no existen, son elucubraciones nuestras o refugios donde estar más calientes frente al invierno del presente.... ¿Y si también el frio fuera una sensación agradable? Quizás, el huir sea el enterrarse.

Sin embargo, varios meses después me siento mejor que antes. Ya paso (creo) la crisis de angustía (no del todo), y me enfrento a todo con un sosiego y una tranquilidad que nunca había sentido.

No hay recetas, nunca las ha habido. Solamente vivo y estoy feliz de forma parte de todo ésto. Y si hay ventanas, también habrá vientos que las acaricien. Y barcos, y naves, y todo aquello que antes podía hacer que alguién sonriera, que yo sonriera.

Vivamos el hoy. Estoy aquí y os he echado de emnos (a algunos). Espero volver mañana, o pasado, o al otro...

Lo que también pasa es que estoy buscando aún mi nombre, si es que lo tengo, que no es una cosa clara.

Buenas tardes.
|
--> -->